Los obstáculos que frenan las remuneraciones. El crecimiento económico y la creación de empleo se han establecido en la eurozona desde hace varios años, sin embargo el crecimiento de los salarios sigue siendo “suave”, tal y como reconoce el BCE. Según datos de eurostat, el crecimiento salarial anual ronda en la actualidad el 1,5% frente al 2,5-3,5% presenciado durante los años previos a la crisis. Los salarios se enfrentan a varios cambios en el mercado laboral que están frenando su avance: el escaso avance de la productividad, la infravaloración de la debilidad real del mercado laboral, la rigidez de los salarios a la baja o la influencia del proceso de fijación salarial en algunos países. Otra razón que está erosionando el crecimiento salarial es la fuerte creación de empleo en el sector servicios, en detrimento de la industria: “Los empleos en el sector servicios suelen estar asociados a una menor productividad respecto a los empleos en la industria. Esto se traduce en un menor avance de los salarios.