El consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, informó ayer de que en enero entrará en vigor el programa ‘Cuota cero’, mediante el cual la Administración regional, como ya anunció el presidente Pedro Antonio Sánchez en LA OPINIÓN, asumirá el alta y pago de la cuota en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social durante el primer año de actividad de aquellos jóvenes emprendedores de la Región inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.

Las bonificaciones se ampliarán al segundo año de actividad, ya que, si en el primer año se aplicará una tarifa cero, durante el segundo año entrará en vigor una tarifa plana de 50 euros al mes. Calcula el consejero que esta medida beneficiará a mil jóvenes.

Asimismo, el consejero dio a conocer la concesión de una subvención de 45.000 euros a la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) para trabajar en la detección de nuevas necesidades formativas de este colectivo en la Región de Murcia.

Así, se realizará un estudio que consta de tres partes. La primera de ellas será una fase documental en la que se extraerá información estadística y se analizarán otros estudios en la materia. La segunda fase será experimental, con cuestionarios, entrevistas y grupos de trabajo para definir minuciosamente cuáles son las principales necesidades formativas de los autónomos. En la última fase, de carácter analítico, se extraerán las conclusiones pertinentes, que serán las que la Consejería tendrá en cuenta de cara a su aplicación en su oferta formativa.

Fondos europeos para proyectos

Por otra parte, la Región ha conseguido 1.115.678 euros para el desarrollo de seis proyectos del programa ‘Interreg Sudoe’, que está incluido en el objetivo europeo de cooperación territorial, el cual, a su vez, forma parte del Fondo Feder. De esta financiación, 568.728 euros están destinados a tres proyectos en los que participan organismos vinculados a la Comunidad. En uno de ellos está presente la dirección general de Energía , y está dotado con 182.950 euros; otro está desarrollado por el Centro Tecnológico de la Energía y el Medio Ambiente (Cetenma); mientras que el proyecto en el que participa el Ceeim, con 216.558 euros.