Por cuarto año consecutivo, octubre se ha cerrado con la creación neta de empleo en términos de afiliados a la Seguridad Social. En el mes la afiliación ha crecido en 101.335 personas, un registro histórico que triplica el dato del año pasado (31.652 personas) y es el mejor dato para un octubre de la serie histórica, iniciada en 2001.

La cifra mantiene el aumento interanual de la afiliación por encima del medio millón de personas, y roza los 600.000 afiliados. El ritmo de crecimiento interanual, además, se ha disparado hasta el 3,44%, y si se excluyen los efectos del calendario, el crecimiento del empleo también ronda las 100.000 personas, también una cifra histórica.

Han mejorado casi todos los sectores, especialmente construcción e industria

El sector educativo ha proporcionado la totalidad de los nuevos empleos, con 123.000 afiliados nuevos, un 17,88%, si bien la cifra es apenas 13.000 personas superior a la de 2015. La destrucción de puestos de trabajo en hostelería, ligada al final de la temporada de verano, ha sido similar al año pasado, con 55.000 personas (59.000 en 2015). En general han mejorado todos los sectores de actividad, destacando la construcción (aporta 12.000 afiliados) y la administración pública (14.000). Una gran parte de los nuevos afiliados viene, a su vez, del régimen especial agrícola (26.000).

La creación de empleo se ha concentrado en hombres (83.000 personas). Por áreas geográficas, la Comunidad Valenciana ha creado 37.600 empleos en un mes, un alza del 2,2% en la afiliación. País Vasco ha registrado un aumento mensual de la afiliación del 1,76%, Madrid (+33.000) del 1,16% y La Rioja ha superado el 3%. Por provincias destaca Almería, con 12.500 afiliados más (6,97%). Castilla La Mancha y Galicia han ofrecido cifras más bajas.

Más demandantes de empleo

En términos de paro registrado, no obstante, los datos no son tan positivos, con 44.000 personas nuevas apuntadas en las oficinas de empleo. Es habitual que octubre registre aumentos del paro registrado: así sucedía incluso en los años de la burbuja, debido a las personas que se apuntan a los servicios públicos de empleo tras el verano. El aumento de este año es inferior a las 82.327 personas de 2015, y de hecho es el mejor octubre desde 2007.

El alza del paro registrado ha sido paralela en hombres y mujeres, aunque ha crecido más rápido entre los menores de 25 años; un ritmo del 3,3% frente a la media del 1,2%. En 12 meses el desempleo registrado ha bajado en 411.000 personas, casi el 10%.

La contratación, mientras sigue los cauces habituales de los últimos meses, con menos de un 9% de contratos indefinidos firmados en octubre; han sido 166.830, un 10% más que el año anterior. El 46% han sido a tiempo parcial. De los contratos temporales, una tercera parte se han firmado, también, a tiempo parcial.

Las prestaciones por desempleo siguen bajando según desciende el paro, pero a un mayor ritmo debido a las personas a quienes se le agota el derecho a cobrar. En septiembre (estos datos llevan retraso de un mes), los beneficiarios de prestación bajaron un 9,4%, y los gastos un 8,9% hasta 1.492 millones. La cobertura del sistema baja al 54,2%, frente al 54,5% del año pasado.